Vista aérea del mar menor

CTSSP EXIGE LA APLICACIÓN DE LA “MORATORIA URBANÍSTICA” ANTE LA CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO RESIDENCIAL EN PLAYA PARAÍSO

Para “salvar al Mar Menor” hay que paralizar toda construcción, tal y como se aprobó hace un año en la Asamblea Regional, aplicando la “moratoria urbanística” en todo el entorno de la laguna salada.

Ante la noticia publicada ayer en El Diario de La Manga, sobre la construcción de un nuevo residencial de 130 viviendas en Playa Paraíso, CTSSP va a exigir tanto al Gobierno Local como al Regional la paralización inmediata de los permisos concedidos para poner en marcha dicha obra, acogiéndose a la moratoria urbanística aprobada en febrero de 2017, que pedía la paralización de macrourbanizaciones en el Mar Menor.

Esta moratoria implicaba también la suspensión de la legislación urbanística en toda la zona hasta la promulgación de una Ley del Mar Menor, que sería la responsable de garantizar su protección.

La formación morada denuncia además que ese macroresidencial proyectado está en zona de influencia de RED NATURA, por lo que afectaría en su protección, y además se encuentra a menos de 100 metros de las Salinas de Marchamalo, una zona protegida que no puede quedar expuesta al terrible impacto que supone la presión de una construcción de ese tamaño.

CTSSP le exige a la Alcaldesa de Cartagena que respete la decisión de la Asamblea Regional, apoyada por su propio partido, y que paralice de manera inmediata una construcción de 130 viviendas con 10 pisos de alto que ocasionará no sólo un grave impacto paisajístico, sino que añadirá más presión sobre una de las joyas naturales de la Región, como es el Mar Menor.