Imagen de las aguas rojas contaminadas en sierra minera

RUEGO QUE PRESENTA PILAR MARCOS SILVESTRE, PORTAVOZ DEL GRUPO MUNICIPAL CARTAGENA SÍ SE PUEDE, DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA, SOBRE DENUNCIAS DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR METALES PESADOS EN EL LLANO.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Tras las denuncias presentadas por la Plataforma de Afectados por los Metales Pesados sobre la existencia de un riesgo grave para la salud y el medio ambiente en el pueblo del Llano, y las declaraciones de la Consejería de Medio Ambiente desmintiendo dicho riesgo, presento al Pleno el siguiente

RUEGO:

  • Que el Gobierno Municipal se reúna con los representantes de la Plataforma de Afectados por los Metales Pesados para tener toda la información respecto a la denuncia y a la situación que se está viviendo en el Llano y que también afecta a todos los pueblos de la Sierra Minera.
  • Que el Gobierno Municipal inste a la Consejería competente para que explique cuáles son las razones por las que el viernes 24 de agosto declaró ante los medios de comunicación que “descarta una situación de alerta sanitaria y medioambiental”, cuando desde la Consejería de Salud se está llevando a cabo el “Programa Emblema”, para detectar la influencia de los metales pesados en la salud de los niños y mayores del pueblo del Llano, además de que existen numerosos informes y estudios, solicitados por la CARM y por el propio Ayuntamiento, que determinan la existencia de metales pesados en el pueblo y los riesgos que ello supone, además de las consecuencias de las escorrentías de las ramblas al Mar Menor.
  • Que el Gobierno Municipal inste al Gobierno Regional a que ponga en marcha de manera urgente el PRASAM, Plan de Recuperación Ambiental de los Suelos Contaminados por la Minería, dada la gravedad de la situación que están viviendo los vecinos y vecinas de los pueblos de la Sierra Minera, que llevan más de 30 años sin ver cumplidas las promesas de regeneración y reparación de los suelos mineros.
  • Que el Ayuntamiento cumpla con el compromiso adquirido con los vecinos del Llano y baldee las calles del pueblo con “agua”, y no sólo utilizando las “sopladoras”, que lo que hacen es esparcir el polvo contaminado de metales pesados por todo el pueblo. Y que, por las mismas razones, se baldee la pista de cemento del colegio.