MOCIÓN QUE PRESENTA PILAR MARCOS SILVESTRE, PORTAVOZ DEL GRUPO MUNICIPAL CARTAGENA SÍ SE PUEDE, DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA, SOBRE SALONES DE JUEGOS Y APUESTAS.

La moción que se somete a la consideración del Pleno es la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En los últimos años hemos asistido a un incremento exponencial de las casas de apuestas sobre el territorio, así como a una intensificación de la publicidad relacionada con este negocio en los medios audiovisuales y en las redes sociales que suponen un factor de riesgo para el aumento de la ludopatía, tal y como atestiguan informes oficiales y asociaciones de afectados por el juego. Esta exposición al juego y las apuestas a la que se somete sin filtro, tanto a adultos como a menores de edad, tiende a normalizar la actividad del juego y las apuestas de forma peligrosa en unos niveles desconocidos hasta la fecha.

Desde el año 2014, los locales de juego y apuestas han crecido en la Región de Murcia, particularmente en las arterias comerciales y barrios más humildes, aunque no en exclusiva. Datos de junio de 2017 contabilizaban 307 locales de juegos de azar, situando la Región de Murcia a la cabeza en número de centros de apuestas.

El cliente potencial de los nuevos establecimientos de apuestas lo representa un hombre de entre 18 y 43 años, con necesidad de conseguir dinero rápido. Ello explica la expansión, particularmente, de las casas de apuestas deportivas que han logrado alcanzar una gran popularidad entre la juventud gracias a los patrocinios de equipos de fútbol y publicidad en medios de comunicación. El estudio de Percepción Social sobre el juego de azar en España, del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III de Madrid, concluye que las apuestas deportivas afectan especialmente a jóvenes de entre 18 y 24 años.

En 1992, la Organización Mundial de la Salud reconocía la ludopatía como un trastorno y la incluía en su Clasificación Internacional de Enfermedades. Años después, el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales identificaba la ludopatía como una auténtica adicción carente de sustancia. A la fecha, numerosos ensayos clínicos demuestran que se trata de una condición que afecta gravemente no sólo al individuo, sino a todo su entorno familiar, laboral y de amistades, con consecuencias económicas y emocionales que sobrepasan al propio enfermo.

Es importante que desde las Administraciones públicas se asuma con determinación una situación que puede desembocar en un problema social de envergadura.

La legislación en materia de juego de la Comunidad Autónoma de Murcia tiene más de 23 años y, a pesar de haber sido modificada posteriormente, ha quedado claramente superada por la nueva situación descrita.

Tampoco se ha regulado la presencia de la publicidad de este tipo de negocios ni en la radio, ni en la televisión pública, ni se han previsto protocolos que aceleren el acceso de las personas afectadas a los recursos específicos de salud. Además, el apoyo de las Administraciones públicas a las asociaciones que reciben a personas con trastornos derivados del juego, es exiguo mientras que éstas ven crecer el número de usuarios que atienden de forma exponencial.

Tampoco queremos dejar de hacer referencia a la Constitución Española, la cual establece en su artículo 39 “la obligación de los Poderes Públicos de asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia, y en especial de los menores de edad”.

En muchas ocasiones, la apertura de este tipo de negocios y su concentración en zonas muy concretas ha generado malestar en una parte de los vecinos, pero ello no ha impedido que en determinados entornos el riesgo que entraña el juego haya pasado desapercibido, atrayendo así a clientes muy jóvenes desconocedores de estar realizando una actividad que, si no se practica con responsabilidad, puede llegar a desembocar en una adicción. En concreto, en Cartagena, vecinos y vecinas de los barrios de San Félix y del Polígono Santa Ana se han movilizado y  han recogido firmas para que desde el Ayuntamiento se informe en primer lugar a los vecinos antes de dar permisos para la instalación de dichos locales, y también para que se regule mediante una ordenanza municipal la apertura de salas de apuestas en el municipio de Cartagena.

Por todo lo expuesto presento para su debate y aprobación la siguiente propuesta de MOCIÓN:

  • El Pleno del Ayuntamiento de Cartagena insta al Gobierno municipal a elaborar una Ordenanza que regule las licencias de los Salones de juego y locales de apuestas, fijando que estos no se encuentren a menos de una distancia lineal de 800 m con respecto a Centros Escolares de este municipio, por los problemas que este tipo de locales ocasionan, especialmente en la población más vulnerable, nuestros jóvenes.

Asimismo, el Pleno insta al Gobierno Municipal a que, a través del PMAD, en coordinación con otras concejalías y servicios municipales, como la Concejalía de Juventud, de Educación y de Igualdad, elaboraren un Plan de Prevención contra la LUDOPATÍA JUVENIL, vinculada al juego y a las apuestas deportivas, arbitrando al mismo tiempo las medidas policiales precisas para evitar el juego de menores de edad en estos locales.

  • Que el Gobierno Municipal inste al Gobierno Regional a:

2.1. Modificar la ley 2/1995, de 15 de marzo, reguladora del juego y apuestas de la Región de Murcia para que se incorporen las siguientes medidas:

– Elaborar una Estrategia regional para la prevención de la ludopatía.

– Eliminar la comunicación comercial de apuestas deportivas y la comunicación comercial de juegos de azar o de apuestas en horario infantil, incluyendo el transcurso de los eventos deportivos que se den en ese horario en Radio Televisión.

– Regular la implantación territorial de las salas de juego, de modo que se impida su concentración o instalación en lugares de especial riesgo, por su cercanía a centros de terapia para ludópatas, centros escolares o de educación secundaria, centros sanitarios, instalaciones deportivas, etc., especificando la distancia mínima de ubicación en relación a estos centros y de otros salones de juego, casinos o salas de bingo en funcionamiento, que al menos no será de una distancia lineal inferior a los 800 m. Dicha regulación territorial incluirá a los municipios catalogados de gran afluencia turística.

– Incluir la información sobre el juego en las campañas escolares sobre adicciones y prevención.

2.2. Actuar desde la Consejería de Salud en las siguientes direcciones:

– Elaborar un Plan de Inspección en Adicciones, incluyendo acciones específicas dirigidas a las casas de apuestas, el juego on-line y otras actividades de juego, reforzando el servicio de inspecciones para asegurar el cumplimiento de la normativa.

– Asegurar la asistencia rápida y eficaz a las personas que soliciten ayuda por su adicción al juego, posibilitando la derivación desde atención primaria, reduciendo las listas de espera.

– Incluir en la Cartera de Servicios de todos los Centros de la Red de Atención a Drogodependencias, dependientes de la Dirección General de Salud  Pública y Adicciones, la atención a los problemas derivados del juego patológico para afectados y sus familias.

2.3. Realizar a través de la Consejería de Educación actividades informativas en los Centros educativos para profundizar en el uso que actualmente hacen los y las jóvenes de los Juegos on-line y apuestas, y en los posibles problemas derivados de su utilización.

2.4. Hasta tanto se modifica la legislación correspondiente, estudiar la prohibición de carteles publicitarios de actividades de juegos de azar, apuestas y juegos on-line en entornos cercanos en los que puedan acudir menores y jóvenes como son los centros educativos, centros comerciales, sanitarios y deportivos, así como la limitación del horario y el contenido de la publicidad relacionada con juegos de azar, apuestas y juego on-line.

2.5. Establecer una fracción no menor al 1% de la recaudación asociada al juego que  será destinada para la atención de las patologías que esta misma actividad genera entre sus usuarios.

2.6. Instar al Gobierno de la Nación a realizar las modificaciones oportunas de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de Regulación del Juego incorporando las siguientes cuestiones:

2.7. Regular la publicidad de las actividades de juego estableciendo:

  1. a) Prohibición total de publicidad de apuestas y juego durante los horarios infantiles en radio y televisión.
  2. b) Prohibición de este tipo de publicidad en espacios infantiles o de uso específico de menores.
  3. c) Impulso de campañas de prevención y sensibilización enfocadas a los consumidores potencialmente vulnerables.
  4. d) Impedir las promociones de eventos deportivos o de equipos de categorías juveniles o inferiores por parte de empresas de juegos de azar.
  5. e) Prohibición de los bonos regalo para realizar apuestas como reclamo publicitario.

2.8 Establecer como obligatorios los mensajes de prevención y prudencia en los portales on-line así como en los lugares donde se realizan presencialmente las apuestas de manera visible y notoria.

2.9 Establecimiento en las páginas de juego on-line y en las casas de apuestas deportivas presenciales del preceptivo proceso de verificación para tarjetas de crédito (por ejemplo códigos enviados por SMS al titular, acompañamiento del DNI, etc.) que impidan el acceso de menores.

2.10 Establecer la utilización y cumplimiento óptimo del registro de autoprohibidos con la unificación imprescindible de todos los registros autonómicos en un registro central válido para todo el territorio y todo canal de juego (presencial y on-line).